ASEME participa en una jornada sobre el nuevo sistema tarifario

El pasado 8 de junio, el Clúster de la Energia Eficient de Catalunya (CEEC) y la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3E), con la colaboración de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) celebró la jornada online “Contratación y optimización de la factura eléctrica en el marco del nuevo sistema tarifario”, para dar respuesta a las dudas surgidas con el cambio en la tarifa eléctrica.

Oriol Xalabarder, presidente de ASEME y director de Electra Caldense, fue uno de los expertos invitados a la jornada, junto con Miguel Ángel Bravo Prada, jefe de área de la Unidad de Precios Regulados de la Dirección de Energía de la CNMC; José Luis Navia, socio Director de TENTIA, y David Pon, Director de Inergy.

La sesión se dividió en cuatro bloques para tratar temas relacionados con el nuevo sistema tarifario. El primer bloque se centró en los cambios más relevantes y su implementación y le siguió un espacio en el que se pusieron sobre la mesa los retos de la implementación del nuevo sistema. El tercer bloque trató el impacto de las nuevas tarifas y las claves para adaptar-se, y el último apartado estuvo dedicado a la digitalización para la adaptación a las nuevas tarifas y la optimización de la factura eléctrica.

“Los peajes son precios regulados destinados a recuperar los costes de las redes de transporte y distribución, y son determinaos por la CNMC”, afirmó Miguel Ángel Bravo durante su intervención, que se centró en aclarar los parámetros que se modifican en la nueva estructura de peajes. “Los cargos son precios regulados destinados a cubrir el resto de los costes regulados, como el financiamiento de las renovables, el sobrecoste de la producción de energía en los territorios no peninsulares o las anualidades del déficit, y son determinados por el Ministerio por la Transición Ecológica y Reto Demográfico”.

Bravo clarificó que el hecho de introducir unos peajes y unos cargos tiene como objetivo promover que los consumidores trasladen su consumo eléctrico desde las horas de máxima demanda eléctrica a otra con menor demanda y reducir así la necesidad de nuevas inversiones en redes.

“Este cambio viene de Bruselas para dar más transparencia al mercado eléctrico”, puntualizó Oriol Xalabarder durante su intervención, además, afirmó que el cambio tarifario no implica un incremento de la factura de la luz, sino que este incremento es una consecuencia del incremento del precio de CO2.